Subsidios a la energía: cuáles son los hogares que dejarán de recibirlos

0

El gobierno de Javier Milei presentó los nuevos criterios de exclusión de los subsidios energéticos y anticipa un duro golpe al bolsillo de los trabajadores.

La secretaría de Energía presentó este jueves en audiencia pública la Canasta Básica Energética (CBE) y brindó detalles sobre los nuevos criterios de inclusión y de exclusión de los subsidios energéticos para los usuarios. El costo de la CBE será de aproximadamente entre $30.000 y $40.000 mensuales en las facturas.

La Secretaría de Energía encabezó la audiencia pública por los subsidios a la luz y el gas, en los que brindó detalles del diseño de la CBE y definió los nuevos criterios de ayuda social para los usuarios. Estimaron que el costo total de la CBE no debería representar más del 10% de los ingresos totales.

En base a lo informado durante la presentación, el costo de la CBE será de aproximadamente entre $30.000 y $40.000 mensuales en las facturas. De todas maneras se aclaró que el valor de la canasta irá cambiando mes a mes.

En tanto el tope de ingresos de los hogares a partir del cual se quitarán los subsidios será de 475 mil pesos en promedio. Además, plantearon que ninguna “actividad productiva” que utilice al gas y la luz como “insumo” recibirá subsidios.

En base al gráfico presentado en la audiencia, los hogares que perciban ingresos por hasta 392.605 pesos recibirán un subsidio parcial del 2% de la CBE; los que junten 319.467 pesos un 4%; los que tengan ingresos por 233.509 pesos un 6%; y aquellos que demuestren ingresos por hasta 132.479 pesos recibirán un 8% del subsidio.

Si se tiene en cuenta un costo promedio de la CBE de 35 mil pesos se le quitarán los subsidios a los hogares que tengan ingresos por debajo de los 319 mil pesos mensuales, ya que a partir de ese monto el impacto de la Canasta sobre los ingresos sube al 11% y el máximo puede ser del 10%.

La convocatoria oficial señaló que se trató de una instancia para abordar “la redeterminación de la estructura de subsidios vigentes a fin de determinar el acceso al consumo básico y esencial de luz y gas natural incluyendo la consideración de los subsidios destinados a aquellos usuarios que no tienen conexión a redes de gas natural” y que “también contempla la readecuación del esquema de subsidios previsto en el Programa Hogar”, que subsidia la garrafa de GLP.

La audiencia fue encabezada por la subsecretaria de Planeamiento Energético, Mariela Beljanski, quien aseguró al comienzo de la misma que “modificada la política energética hacia un sinceramiento del costo del servicio en virtud del contexto económico señalado por el Decreto 70 del 2023, se impone un cambio en la concepción de los subsidios”.

“Justamente el objetivo es desterrar las prácticas que conducen a una opacidad de la tarifa que no permite conocer los costos reales del servicio público involucrado con la consiguiente afectación de los derechos de los consumidores y usuarios de dichos servicios”, sostuvo la funcionaria.

Solo vamos a subsidiar lo que hace falta y al grupo más vulnerable. Vamos a ayudar a los que realmente lo necesitan, sin estar promoviendo el derroche, porque el sistema energético y la economía del país están en una situación crítica”, aclaró Beljansky

Para la secretaria, en 2023 los usuarios de luz pagaron solo el 45% del costo real de la factura. El resto fue cubierto por el Estado con subvenciones que “generó en los últimos años un gasto de 104 mil millones de dólares”.

Por su parte, el subsecretarío de Energía Eléctrica, Sergio Falzone, explicó que “el déficit del sector energético nacional en 2023 fue de 1.804.014 millones de pesos, producto de un abordaje inadecuado e insuficiente de la problemática del cambio climático y la transición energética, que además es contrario al uso responsable en el consumo y eficiencia energética”.

En la propuesta oficial, el nuevo mecanismo de distribución de subsidios se basa en la conformación de una Canasta Básica Energética (CBE). Allí se determinan los ingresos totales del grupo conviviente y se subsidiará únicamente a aquellas familias cuyo costo del CBE exceda el 10% del ingreso conjunto, tomando en consideración también a otros parámetros como las zonas bioclimáticas del país.

En la consideración de las necesidades básicas de consumo energético del hogar, se definieron tres tipologías según el número de convivientes: tipo 1 (hasta dos personas), tipo 2 (3 0 4 personas) y tipo 3 (5 o más personas). Y también los recursos energéticos disponibles: conexión a gas de red + electricidad, solo electricidad, y electricidad + Gas Licuado Petróleo (GLP).

Canasta Básica Energética

En la audiencia se detalló el nuevo cuadro tarifario en base los gastos energéticos. En lo que respecta a la electricidad, la tarifa de un usuario final será aproximadamente $85 el kwh. Lo que representa en un consumo promedio entre 150 200 kwh al mes, el rango de costo será entre $15.400 y $20.600 al mes.

La tarifa en la facturación de gas rondará aproximadamente los $380 el m3. En un consumo de entre 30 y 40 cm3 mensual la boleta tendrá un costo entre $13.800 y $18.400 al mes.

Cómo se identificarán los ingresos de los hogares

Los ingresos de cada grupo conviviente se determinará a partir de agregar los información registrada administrativamente de cada integrante del mismo en AFIP, ANSES y distintas fuentes provinciales y nacionales. Asimismo se incluyen marcadores de patrimonio consumo y otros elementos de presunción de ingresos.

¿Quiénes no podrán acceder a los subsidios?

Además, el área propuso los nuevos criterios de exclusión a los subsidios, adelantados los últimos días en su sitio web. No accederán a subsidios:

  • Si tiene al menos 1 aeronave
  • Si tiene al menos 1 embarcación de lujo o con fines recreativos
  • Si tiene al menos 2 o más propiedades inmuebles
  • Si la antigüedad del automotor es menor a 5 años o dos autos con una antigüedad menor a 10 años
  • Si tiene un automóvil de lujo o colección independientemente de la antigüedad que registra

Tampoco podrán acceder a los subsidios quienes:

  • hayan comprado dólares en al menos uno de los últimos tres meses;
  • hayan viajado a países no limítrofes en los últimos cinco años;
  • tengan una prepaga no vinculada a su empleo en relación de dependencia
  • reciban a su nombre facturas de telefonía móvil superiores al 25% del Salario Mínimo Vital y Móvil ($50.700 desde marzo)
  • los que realicen a partir de marzo consumos con tarjeta de crédito o a través de billeteras virtuales equivalentes a cinco salarios mínimos (unos $900.000 desde el mes que viene)
  • pertenezcan al directorio o ser propietario de una empresa privada (IGJ).

 

  • M1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.