Nación suspendió los giros a provincias que no transfirieron sus cajas. “Es el principal problema”, alertó expresidente de ANSES

0
Córdoba y Entre Ríos están en la lista de las provincias argentinas que consiguieron darle continuidad a sus propias cajas de jubilaciones. Por ende, deben recibir fondos compensatorios desde el gobierno nacional.

Pero, aunque casi nadie hable del asunto, tampoco esos giros de dinero están llegando. Están cortados como los del FONID y los subsidios al transporte.

El cordobés Osvaldo Giordano, el primer presidente de ANSES de la gestión Milei que debió dejar su cargo luego de que su esposa, legisladora nacional, votara en contra de artículo de la Ley Ómnibus, concedió un extenso reportaje al Diario La Voz. En un pasaje del diálogo, abordó de lleno la relación Nación-Provincias.

–¿Por qué la Anses suspendió los giros a las provincias que no transfirieron sus cajas?

–En ese tema el desorden es aún peor. Aunque conocía la situación de la Caja de Jubilaciones de Córdoba por mi función como ministro de Finanzas, quedé impactado por el desorden que había en la relación de la ANSES con las provincias. Como se sabe, en las provincias que no transfirieron sus cajas, hay que hacer un cálculo de simulación para compensar esas situaciones. Eso requiere un trabajo técnico que se había abandonado y no había ni equipos para hacerlo. Había un gran déficit de gestión en ese sentido. En los últimos días, la gestión anterior (María Fernanda Raverta) acordó con la provincia de Buenos Aires, sin hacer un cálculo serio. Mágicamente, a Buenos Aires le resolvieron el problema y le pagaron. En cambio, con el resto de las provincias no se había avanzado en los últimos cuatro años. Resolver ese tema nos iba a llevar más de un año, pero hubo una decisión del Ministerio de Economía de no enviar más fondos a las provincias, es decir, “cuota 0″.

–¿Qué camino le queda a Córdoba que inició dos demandas contra la Anses?

–Insistir con el juicio. También nos enteramos que Santa Fe y Corrientes iniciaron una causa, con lo cual, se está generando una deuda, que en algún momento la Nación lo va a tener que pagar. Esas cosas que por ahí la contabilidad no las registra. Tenemos superávit, pero están deudas que hay que pagar en algún momento, como estas de la Anses.

–Pero tu idea no era no pagarles a las provincias.

–A ver, son dos cosas. Una, el trabajo administrativo que estábamos haciendo. Y el otro, el económico que depende del Ministerio de Economía. Y la orden fue no girar fondos. Por ejemplo, se firmó un acuerdo con Chubut, pero no pudimos pagar, porque no había orden de pagar. Todo indica que eso continuará así. Esto no genera solvencia fiscal al Estado nacional, porque es deuda que se terminará pagando.

–¿Qué puede pasar con la Caja de Córdoba?

–Para mí, por lejos, es el principal problema en la relación entre la Nación y las provincias, por ejemplo, para casos como Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires y Chubut. Es un problema mucho más grave que el Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid) y los subsidios para el transporte público en todo el interior.

–¿Puede ser que la Caja de Jubilaciones de Córdoba hoy tendría que recibir de la Anses alrededor de 10 mil millones de pesos mensuales?

–Así es. Comparado con el Fonid o los subsidios al transporte, es muchísimo más importante lo de la Caja desde el punto de vista financiera, y además, es mucho más sólido el reclamo, porque hay leyes que lo avalan. Y hay lógica. Por lejos, para mí, es el factor más desestabilizante para las finanzas de las provincias.

Fuente: Diario La Voz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.