Volvieron a amenazar a Maximiliano Pullaro y tomó una drástica decisión

0

El mandatario provincial recibió un mensaje intimidatorio en una oficina céntrica de Rosario, mediante el cual volvieron a referirse a su círculo más íntimo.

El gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, volvió a ser amenazado de muerte mediante una nota dejada en una dependencia pública de la ciudad de Rosario, según confirmó el propio mandatario, quien aseguró que no lo van a “amedrentar” y que seguirá “peleando contra la delincuencia“.

En una conferencia de prensa que dio esta mañana, el gobernador santafesino contó que fue infirmado por personal del Ministerio de Seguridad de que en una oficina pública donde funciona la sede de la Dirección Migraciones,

Pullaro dijo que tomó conocimiento del hecho cuando iniciaba una actividad oficial en el registro civil de la ciudad de Rosario, ubicado sobre la calle Salta al 2800.

Cuando llegaba al Registro Civil, personal del Ministerio de Seguridad me informó sobre una nueva amenaza contra mi familia“, reveló. “Lamentablemente ya estoy acostumbrado desde que comenzó mi gestión, pero quiero ratificar el rumbo de seguir peleando contra la delincuencia en la provincia de Santa Fe y en la ciudad de Rosario”, continuó el mandatario santafesino.

En ese sentido, Pullaro señaló que: “Seguiremos manteniendo controlados a los detenidos que cometían delitos desde las cárceles, alojados en pabellones de alto perfil. Eso es lo que más molesta. Y avanzaremos para bajar los niveles de violencia y aumentar la seguridad en la ciudad“.

Sobre la amenaza, Pullaro dijo: “Estaba dirigida hacia mi familia e hizo mención a algo sugestivo sobre la donación de órganos. Fue algo muy feo y sucedió hace cinco minutos“. Luego explicó que, por cuestiones de seguridad, su familia no se encuentra en Rosario, al tiempo que él se maneja con custodia especial.

No nos van a amedrentar, seguiremos trabajando en ese sentido. El Ministerio de Seguridad está muy sólido en ese sentido”, insistió el gobernador, quien aseguró que está “bien cuidado” y que sus años de trabajo en el Ministerio de Seguridad le permitieron aprender cómo cuidarse “de estos delincuentes violentos”.

El pasado 12 de diciembre, a poco de asumir, Pullaro fue amenazado mediante otra nota que fue dejada tras una balacera ejecutada contra un cajero automático de una sucursal del banco Macro en Rosario.

Al otro día, el 13 de diciembre, en otro ataque a tiros contra a fachada del hospital público de Emergencias -Heca-, presuntos sicarios dejaron otra nota estaba dirigida al gobernador y firmada por internos del pabellón 9 de la cárcel de Piñero.

Según la investigación, las amenazas surgieron en respuesta a la decisión gubernamental de trasladar a los presos de alto perfil de ese penal a pabellones más seguros para tenerlos más controlados y evitar que comanden delitos desde prisión.

m1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.