Jubilaciones: qué impacto tendrá la nueva fórmula que propone el Gobierno para ajustar haberes

0

A través de la modificación de la ley ómnibus, el Ejecutivo busca que el primer aumento del año se realice a través de la fórmula actual y, a partir de abril, sea por la inflación que calcula el INDEC.

El Gobierno realizó cambios en la ley ómnibus, dentro de los que incluyó la modificación de la fórmula de movilidad para abril. De esta manera, en el primer trimestre del año los jubilados cobrarán en base al aumento del haber jubilatorio dispuesto por la fórmula que regía en la administración de Alberto Fernández, mientras que en el cuarto mes del año comenzarán a tener actualizaciones indexadas a la inflación.

Con la nueva modificación de los ajustes, que pasarán a ser atados al índice de precios al consumidor (IPC) que mide el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), volvió al centro de la escena el interrogante sobre si el haber se les licuará o no a los adultos mayores, y si es realmente “sustentable” la nueva fórmula para el sistema previsional.

Además, se pone en discusión un punto más, que tiene que ver con la “emergencia” en materia previsional que tendría el Poder Ejecutivo y que, a su vez, le daría la potestad de modificar la fórmula de movilidad ajustada al IPC, a partir de abril.

Jubilaciones: ¿cómo sería la nueva fórmula de movilidad?

La iniciativa propone mantener “el ajuste trimestral que les corresponde a todos los jubilados en marzo respetando la fórmula actual. A partir de abril, comienza una actualización automática por inflación mensual en base al último dato de inflación disponible del INDEC. Así, se les garantiza a los jubilados “que mantengan su poder adquisitivo”, de acuerdo al texto al que accedió Ámbito.

Sin embargo, el documento no aclara si en este trimestre habrá algún bono -como hasta el momento- para que el jubilado obtenga, previo a la actualización de marzo, una recomposición del haber. Aunque el vocero presidencial, Manuel Adorni, al ser consultado por la posibilidad de otorgar una cifra adicional a los jubilados, adelantó: “Ya habíamos hablado de uno para enero y febrero”.

El bono adicional se destinaría principalmente a las personas de ingresos más bajos, es decir, aquellas que perciben la jubilación mínima.

Cambios en la fórmula jubilatoria: ¿qué opinan los economistas?

En el escenario actual de aceleración inflacionaria, la fórmula actual implica una licuación de los ingresos de los jubilados en el primer trimestre del año, dado que pondera en partes iguales a la variación salarial (optando por la mayor variación entre dos índices, el RIPTE -del Ministerio de Trabajo- y el Índice de Salarios- Indec-) y al incremento de la recaudación tributaria de la ANSES.

En ese período, se estima que la inflación se ubicaría: 25% en enero18,2% en febrero 15% en marzo, según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que publicó el Banco Central (BCRA). De esta manera, los haberes previsionales sufrirían otra pérdida adicional, a la que ya tuvieron en las administraciones de Mauricio Macri y Alberto Fernández.

“Las jubilaciones no van a ganarle nunca a la inflación. Para abril van a haber perdido 25 puntos como con Mauricio Macri“, resalta el director Centro de Economía Política Argentina (CEPA), Hernán Letcher.

Por su parte, el abogado previsional, Christian D’Alessandro, explicó en diálogo con Ámbito que “en el primer trimestre los jubilados van a cobrar sobre una fórmula que va a estar por debajo de la inflación” y que con el haber licuado, recién en abril van a empezar a empardar la inflación, a mes vencido. “Pero mientras tanto todo lo perdido no lo recuperan”, aseguró.

Evolución de las jubilaciones, según período presidencial

Gráfico proporcionado por Hernán Letcher sobre la variación de la jubilación en las últimas cuatro administraciones.

Gráfico proporcionado por Hernán Letcher sobre la variación de la jubilación en las últimas cuatro administraciones.

Cambios en la fórmula jubilatoria: buscan que se actualice por inflación desde abril

En los cambios presentados por el Ejecutivo sobre el proyecto de ley ómnibus se propone que, a partir de abril, el haber jubilatorio se actualice mediante el IPC. Para que la actualización atada a la inflación de las jubilaciones sea sostenible, va a depender de que la suba de los sueldos en relación de dependencia también sea en torno al IPC y, por su puesto, de que la inflación comience a moderarse. Aunque, para el cuarto mes del año, se prevé un 12,4% de incremento de precios, según el REM.

Cabe aclarar que, el sistema previsional se financia con los aportes de los empleados en relación de dependencia, por lo cual, también crecen a medida que suben los salarios.

En ese sentido, D’Alessandro criticó que el Gobierno diga que “no hay plata” y que proponga quitar la fórmula de movilidad vigente para pasar a una indexada por inflación, cuando la inercia de los precios aún será muy alta. “Si bien es justo que se aumente en torno a la inflación, no hay sistema previsional que aguante”, apuntó el abogado previsional y remarcó que va a depender de los ingresos.

El especialista se mostró escéptico sobre la posibilidad de que se logre un ingreso en torno a la inflación, y explicó que eso será producto de que con la estanflación, habrá una caída de la producción, el consumo y los salarios, por lo cual la recaudación del sistema caerá en lugar de crecer.

“El cambio en la fórmula de movilidad, es un cambio que les conviene a los jubilados cuando hay gobiernos neoliberales”, apuntó el abogado previsional, Facundo Fernández Pastor, ya que la fórmula anterior tenía en cuenta el aumento de salarios y la recaudación tributaria y “funcionó a la perfección entre 2009 y 2015, mientras existían actualizaciones de sueldo por encima de la inflación”.

A ello, se le agrega que, de acuerdo con este proyecto de ley, se busca liquidar el Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Anses y transferirlo al Tesoro. De esta manera, salvo que sea el mismo Tesoro el que ayude a fondear la diferencia entre la recaudación previsional y la inversión en las jubilaciones, el sistema no sería´sustentable´”.

En este último punto, sobre la “sustentabilidad” del sistema de Seguridad Social, Fernández Pastor, señaló que se trata de una decisión política, ya que el Tesoro o las mismas Fuerzas Armadas no son sustentables porque no generan ingresos.

 

AMBITO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.