Crisis en el transporte: empresas proponen suspender al 33 por ciento de los choferes

0
Las dos firmas que conforman Buses Paraná -Transporte Mariano Moreno SRL y Ersa Urbano SA- y que desde 2018 tienen la concesión del servicio de transporte urbano de pasajeros en la capital provincial, presentaron ante la Secretaría de Trabajo de la Provincia un proceso preventivo de crisis.

En la presentación hablan de que las firmas se encuentran en una “situación de crisis” no imputable a las empresas y “con el fin de mantener los puestos de trabajo afectado al servicio público de transporte urbano de pasajeros por ómnibus de la ciudad de Paraná es que se propone implementar” un plan de ajuste que incluye:

Suspensión del 33% del personal de conducción con el pago del 50% del salario básico, según escala del mes de octubre de 2023, en los términos de los artículos 218, 219 y 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo por el término de 120 días o hasta tanto se resuelva y restablezca la ecuación económica de la empresa. La suspensión se aplicará de modo rotativo al personal afectado, de modo tal de equilibrar el impacto de dicha medida. La rotación propuesta será de 30 días.

Congelamiento de los salarios de los trabajadores no suspendidos conforme a la escala del mes de octubre de 2023, que surgen de las paritarias de fecha 01/11/23.

El pago de la segunda cuota del sueldo anual complementario (SAC) en 3 cuotas iguales y consecutivas el 10 de enero de 2024, 10 de febrero de 2024 y 10 de marzo de 2024.

El pago como asignación no remunerativa en los términos del artículo 233 bis de la Ley de Contrato de Trabajo del 90% de los salarios que se abonen al personal suspendido.

La diagramación del personal en horarios partidos, por turnos de 4 horas en horarios matutinos, vespertinos y nocturnos, de acuerdo a la demanda de pasajeros transportados y conforme se diagramen los servicios.

“Estas medidas resultan necesarias e imprescindibles para que la firma adapte la prestación de los servicios y su estructura de personal a la situación descripta, ocasionada por los reiterados incumplimientos de la Municipalidad de Paraná y ha sido proyectada con la finalidad de afectar a la menor cantidad de trabajadores posible, conscientes del impacto social que lo hasta aquí expuesto implica, pero teniendo en miras también el sostenimiento del total de puestos de trabajo”, dice el escrito de la concesionaria.

Para que pueda prosperar ese plan, la prestataria solicitó a la Secretaría de Trabajo que cite a la Unión Tranviarios Automotor (UTA), el sindicato de los choferes, y rubrique esa propuesta.

La petición se da en un marco de resentimiento del servicio de transporte de pasajeros en Paraná. Desde el martes 28 de noviembre, la concesionaria suspendió unilateralmente el servicio nocturno, entre las 21,30 y las 5,30, y aun cuando desde la Municipalidad de Paraná se reprochó la medida y se anunció la aplicación de multas, el recorte se mantiene todavía
Mientras, se está al aguardo que impacte en el sistema el aumento de la tarifa del 74% aprobado por el Concejo Deliberante: el boleto pasará así de $117,20 a $204.

Fuente: Entre Ríos Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.