Preocupación en parques nacionales por posibles despidos: “¿Quién acudirá al combate de incendios forestales?

0
Personal de Parques Nacionales se encuentra en estado de alerta y movilización, ante los posibles alcances del Decreto N° 84/23 emitido por el gobierno de Javier Milei.

En línea con esto, trabajadores del Parque Nacional El Palmar manifestaron su rechazo al contenido y se constituyeron en asamblea permanente.

“La mitad de los trabajadores de la APN iniciará el año sin contrato firmado y efectivo que permita brindar el normal desenvolvimiento de las áreas protegidas”, señala el acta en la que consta el desarrollo de las distintas asambleas.

“¿Quién acudirá al combate de eventuales incendios forestales, justo en la estación del año más crítica? ¿Quién atenderá los centros de informes y brindará atención ante las emergencias que en plena temporada de verano suelen suceder, ante la llegada de los visitantes?”, se preguntan.

“El decreto habla específicamente del despido de los empleados del Estado Nacional, comenzando por aquellos contratados hace menos de un año y pone en situación de revisión al resto de los contratos, sin importar la antigüedad que tengan”, informó a El Entre Ríos Guillermo Treboux, técnico del área de conservación del Parque Nacional El Palmar.

Como dato, aporta que “dentro de la Administración de Parques Nacionales serían 80 y en total alrededor de 7.000 trabajadores” quienes perderían su empleo.

“El 31 de diciembre dan por finalizados todos los contratos. La renovación será solo por tres meses, mientras se revisa quiénes continuarán o no siendo parte del Estado. Nosotros tenemos dos compañeros que quedarían sin trabajo”.

Agrega que entre los damnificados de todo el país se encontraría personal de las brigadas para el combate de incendios forestales.

“Quedarían cesantes o sin contratación en lo inmediato, de cara a la temporada de mayor peligrosidad de fuego. En el verano son convocados a incendios no solo donde desempeñan su trabajo, sino por ejemplo en este momento hay un incendio de grandes dimensiones en el parque nacional Lihué Calel, y los brigadistas no podrían movilizarse ante su situación irregular”.

Como novedad de último momento, comenta: “Se estarían dando reuniones en las cuales los despidos que se generarían el 31 de diciembre pasarían al 31 de marzo. Al menos los 80 de parques nacionales formarían parte de los contratos a ser revisados y seguirían trabajando hasta fines de marzo”.

Fuente: El Entre Ríos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.