Debido a la bajante del río Paraná, el Ente Autárquico Puerto Diamante (EAPD) dispuso la reubicación de la bomba principal de su red contra incendios, para adaptarla a la actual altura del nivel del agua, cumpliendo todas las exigencias y requisitos básicos de seguridad.

Los trabajos se llevaron a cabo con la colaboración de la empresa Protegras y abarcaron también en el control de todo el sistema, desde la bomba que suministra el caudal de agua a la presión suficiente que requiere la instalación, pasando por las tuberías exteriores, válvulas, mangueras y extintores.

“El objetivo de esta operación fue la de mantener en condiciones óptimas el sistema contra incendios, con todas las disposiciones y normas de seguridad, readecuando la instalación a las condiciones que tenemos hoy en día respecto de la pronunciada bajante del río”, explicó el presidente del EAPD, Luis Stello.

El funcionario, agregó que la “seguridad es un precepto sobre el que se presta especial atención en el puerto”, porque se trata de “evitar al máximo cualquier riesgo para el personal y los usuarios”, como así también de anular o reducir los eventuales daños o pérdidas materiales ante cualquier accidente. Para lo cual, señaló, el EAPD interviene para que se observen y practiquen, “todas las condiciones propias de las estaciones portuarias, y las de los establecimientos e instalaciones industriales radicados en su jurisdicción”.

Para ese cometido se revisan de manera periódica los distintos puntos de la red y se suscribió un convenio con Bomberos Voluntarios para la efectiva supervisión y control de mantenimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.