El cohete chino Larga Marcha-5B, de 50 metros y más de diez toneladas, está fuera de control. Luego de lanzar el módulo principal de la estación espacial de China, quedó en una órbita de reingreso inestable y se dirige a la Tierra. Esperan que sus restos caigan el fin de semana y en la lista de posibles lugares está Argentina.

28 de abril, la gran noticia que dio China fue que estaban enviando a la órbita de la Tierra el primer módulo de la estación espacial china Tianhe-3. Un éxito para ese país. Pero luego, todo se nubló cuando se supo que el enorme cohete que había enviado esta primera pieza del proyecto chino, estaba fuera de control.

El cohete se llama Larga Marcha 5B, y pertenece a una familia de cohetes que se utilizan para poner en órbita satélites y naves espaciales. Pero este, en particular, es de una familia más pesada. Sirve para poner objetos más grandes y más pesados en la órbita terrestre.

«El 28 de abril fue lanzado el modulo central. China colocó el núcleo de la estación espacial en órbita correctamente, pero el cohete que la puso en órbita es el que ahora nos esta desvelando, porque quedó en una órbita de reingreso muy inestable y eso es lo que nos trae la incertidumbre sobre en dónde se va a estrellar», dijo el especialista en vuelos espaciales Diego Córdova, a Aire Digital. «Generalmente, este cohete se compara al Ariane de Europa o al Protón ruso, que son cohetes para poner grandes cargas. El ruso, por ejemplo, sirvió para poner módulos de la estación espacial en órbita pero, una vez que cumplen su función, caen en lugares desérticos o se desintegran», contó.

El cohete Ariane 5 a la izquierda, de 59 metros. A la derecha, el cohete ruso Protón, de 53 metros.

El cohete Ariane 5 a la izquierda, de 59 metros. A la derecha, el cohete ruso Protón, de 53 metros.

El Larga Marcha 5B es un cohete de 50 metros de largo y más de diez toneladas. «Es tan grande, que cuando reingrese en la atmósfera se va a desintegrar en algunas partes, pero no totalmente de tan grande que es. Los restos, caigan donde caigan, van a ser de distintos tamaños, como una silla, un lavarropas o una mesa grande», advirtió el experto. Y explicó que, por la velocidad a la que caen, si impactan sobre una vivienda, la destruyen por completo y, si caen en sobre una persona, la matan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.