En la madrugada de este domingo, personal de Comisaría Séptima se dirigió a una vivienda de Concordia en su jurisdicción, donde se estaría llevando a cabo una fiesta clandestina.

Allí le solicitaron a la propietaria de la casa que baje el volumen de la música y retire a los presentes del domicilio, quienes al momento de retirarse comenzaron a arrojar objetos contundentes hacia el personal policial, impactando una piedra en la luneta trasera, ocasionándole un orificio con desprendimiento de cristal.

A partir de esto es que el personal policial persiguió a un joven de 23 años, causante del daño, y logró reducirlo a pocos metros. Pero allí fue que una segunda persona, de 19, intervino para impedir la detención y también fue reducido.

Ambos fueron trasladados y quedaron alojados en la Alcaidía Policial. Se procedió a iniciar actuaciones por el supuesto delito de resistencia y atentado a la autoridad y daños en bienes del estado.

Todo lo actuado fue puesto en conocimiento del fiscal en turno, Dr. Juan Pablo Giambatista y se dio intervención al fotógrafo policial, procediéndose al formal secuestro de una piedra que se encontraba sobre el asiento trasero del móvil.

Fuente: Prensa Jefatura Departamental Concordia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.