Así lo dispone una medida adoptada esta semana por el intendente de Felipe Yofre, pequeña localidad ubicada en el centro del territorio correntino.

Con algo más de 2.000 habitantes, Felipe Yofre es un municipio ubicado en el centro de Corrientes, a 211 kilómetros de la capital provincial, y su jefe comunal acaba de tomar una insólita decisión.

El intendente Leonardo Aguirre anunció el viernes que denunciará penalmente a todo vecino que, de ahora en más, se contagie de coronavirus, tal y como si fuera un delito.

Pero no se quedó solo en eso: además expulsará de la localidad a quien sea diagnosticado con COVID-19... Como en la Grecia antigua, Aguirre anunció que desterrará indefinidamente a los enfermos.

«La persona o familia que contrajera el virus será responsable de la denuncia penal correspondiente», porque «es responsabilidad personal salir de la localidad ya que estamos en una etapa de mucho contagio», dice la insólita disposición municipal.

m1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.