Se trata de la profesora de biología María Teresa Galli, quien ejerció la docencia en la escuela Comercio N°1 y en el Instituto de Profesorado «Concordia». Actualmente, estaba jubilada. La muerte se produjo en circunstancias de un robo.

El primero en advertir la situación fue el jardinero, quien no logró que le abrieran la puerta este lunes por la mañana y tampoco atendían los llamados, por lo que inmediatamente se comunicó con la hermana de la mujer. Fue ella quien halló el cuerpo de Teresa cuando logró entrar a la vivienda ubicada en San Luis al 1023.

Se presume que, al momento de ingresar, todavía estaban en su interior los delincuentes que habrían protagonizado el hecho.

Se vivieron momentos de tensión en pleno centro de Concordia, cuando la Policía inició una persecución para atraparlos. En este momento, siguen buscándolos en las casas de la zona.

 

Fuente: El Entre Ríos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.