Brasil para reactivar la economía, subieron los contagios y los casos fatales.

El Ministerio de Salud de Brasil informó este viernes que se registraron 751 muertes por coronavirus Covid-19 en las últimas 24 horas, además de 145.328 casos confirmados de contagios en todo el país en el mismo lapso de tiempo.

Mientras el presidente Jair Bolsonaro insiste en reabrir la economía hasta con una presentación ante la Corte Suprema para que los estados se vean obligados a levantar las medidas restrictivas, gobernador de San Pablo, Joao Doria, anunció este viernes la extensión de la cuarentena total por coronavirus hasta el 31 de mayo.

San Pablo es el estado más golpeado por la pandemia de coronavirus Covid-19, seguido de Río de Janeiro, cuyo sistema sanitario también está colapsado. En tanto Fortaleza se convirtió esta semana en la tercera ciudad brasileña con cuarentena obligatoria para frenar la propagación del virus.

Con 145.328 casos y 9.887 muertes, Brasil es el país de América Latina más golpeado por el nuevo coronavirus y muchos de sus gobernadores prefirieron desoír el pedido de reapertura económica de Bolsonaro y seguir las medidas aconsejadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las autoridades sanitarias, especialmente en las zonas más afectadas.

«Ningún país del mundo pudo relajar las medidas de aislamiento mientras la curva de contagios estaba en aumento. Desafortunadamente, en las últimas semanas hubo un desprecio a la cuarentena en San Pablo y otras partes de Brasil y el número de casos ha aumentado», argumentó Doria, en lo que llamó «el momento más difícil del país en los últimos 100 años».

San Pablo, el corazón industrial y financiero de Brasil, es el foco nacional de la pandemia con 39.928 infectados y 3.206 fallecidos.

Otras zonas más aisladas de Brasil, como el Amazonas, quedaron libradas a su suerte por la inacción del Gobierno de Brasilia.

El avance desenfrenado de la enfermedad llevó esta semana a los estados nororientales de Maranhao y Pará a imponer el confinamiento en sus capitales, San Luís y Belém, y una medida similar fue tomada por el gobierno del estado de Ceará, que adoptó la cuarentena total en Fortaleza, capital estatal y quinta urbe más grande del país.

Así, en Fortaleza, que tiene 27 millones de habitantes, se restringió la circulación peatonal y vehicular, salvo para los trabajadores considerados esenciales. En ese lugar ya se registraron 727 muertes por coronavirus Covid-19, pero las autoridades prevén que el saldo aumento hasta 4.000 para finales de mayo.

Mientras, en Río de Janeiro, el gobernador Wilson Witzel admitió el colapso del sistema sanitario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.