Seis integrantes de la Policía de la provincia de La Pampa, fueron separados de sus funciones al haber sido descubiertos violando la cuarentena para ir a comer un asado, informaron fuentes de la fuerza.

Los policías fueron acusados de haber violado el aislamiento social, preventivo y obligatorio tras haberse juntado a celebrar un cumpleaños y comer un asado en una vivienda de la localidad pampeana de Toay.

La información suministrada por las fuentes señala que los seis efectivos de la fuerza provincial fueron pasados a situación pasiva, es decir, apartados de sus funciones, por romper con la cuarentena dispuesta por el Gobierno nacional ante la pandemia del coronavirus.

La situación fue descubierta por una patrulla que realizaba un control por la zona y detectó la violación de la cuarentena y al identificar a los infractores, descubrieron que se trataba de policías.

Todos fueron notificados por infracción al artículo 205 del Código Penal y puestos a disposición del Ministerio Público Fiscal de la Primera Circunscripción Judicial.

NA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.